legalizacion prostitución prostitutas calle xxx

Las prostitutas podían llegar a ser mujeres independientes e incluso influyentes. Estaban obligadas a vestirse con ropas distintivas y pagar impuestos. Algunas prostitutas de la Grecia Antigua, como Lais de Corinto o Lais de Hyccara, eran famosas tanto por su agradable compañía como por su belleza, y cobraban sumas extraordinarias por sus servicios.

Solón fundó el primer burdel oik'iskoi de Atenas en el siglo VI a. Sin embargo, el proxenetismo estaba terminantemente prohibido. Cada categoría especializada de prostitución tenía su propio nombre: En el siglo V a. Generalmente era practicada por jóvenes adolescentes, un reflejo de las costumbres pederastas de la época. Los jóvenes esclavos trabajaban en burdeles en Atenas, mientras que un muchacho libre que vendiera sus favores se arriesgaba a perder sus derechos políticos una vez alcanzase la edad adulta.

De esta manera, las hetairas griegas eran personajes que en cierto modo son comparables a las geishas japonesas por su condición entre prostitutas y cortesanas. Ejercían al lado de los caminos o en edificios llamados Cihuacalli, en los que la prostitución estaba permitida por las autoridades políticas y religiosas. Las mujeres recibían mercancías usables como dinero a cambio de favores sexuales, y tenían un bajo estatus social.

En la Edad Media la prostitución se desarrolló de manera considerable en Europa. Los burdeles eran frecuentemente regentados por los propios municipios. En los Estados Unidos la prostitución fue declarada ilegal en casi todos los estados entre y Sin embargo es un negocio floreciente. El gobierno cubano aduce la presencia de la prostitución como resultado del embargo económico norteamericano y las políticas de turismo adoptadas tras la caída del muro de Berlín. Esto sucedió aun cuando el combate a la prostitución fue una de las razones de la revolución.

Establecimientos Y Locales Nocturnos: Muchas veces se produce por el rechazo de los padres hacia la hija por haberse quedado embarazada fuera del matrimonio. Otro de los motivos de entrada en la prostitución son las presiones y coacciones que ejerce sobre ella el marido o el hombre con quien vive. Es cierto que existe este abolicionismo que no ha cambiado su discurso en décadas y hace un flaco favor a su causa cuando se empeña en seguir centrando el debate en la cuestión del consentimiento, si es o no un trabajo o si la prostitución es siempre violencia.

Esas no son las cuestiones fundamentales, a mí entender. Pero lo cierto es que ni las asociaciones que trabajan con prostitutas, ni muchas investigadoras o teóricas, siguen ya por ese camino. Cualquiera que haya hablado con prostitutas sabe que la prostitución puede ser elegida entre otras opciones; que dicha elección no siempre es producto de la violencia ni se mantiene con violencia, y que algunas personas que se dedican a dicha actividad la consideran su trabajo.

Estas mujeres merecen respeto y el pleno disfrute de sus derechos. Y dicho esto, ahora debemos pensar en la prostitución como institución política. Pero la cuestión que se discute en todo el mundo es: A pesar de que es un mercado que genera miles de millones de dólares y se encuentra en casi todos los países del mundo, la prostitución sigue siendo estigmatizada por la sociedad y representa una ofensa criminal en varios países, mientras que las trabajadoras sexuales son discriminadas y sufren de violencia.

Tara Burns es muy consciente de los peligros que enfrentan todos los días las prostitutas: Burns recuerda su difícil paso por el trabajo sexual en una entrevista con Metro.

Burns relata que fue violada dos veces como trabajadora sexual. La primera vez fue a la policía, pero se burlaron de su vestido y amenazaron con arrestarla por prostitución. Las amenazas que enfrentan las trabajadoras sexuales que no pueden denunciar a la policía los abusos que sufren han generado, durante muchos años, un intenso debate sobre la posible legalización o despenalización de la prostitución.

Actualmente hay cerca de 22 países donde la prostitución es legal, mientras que en algunos es ilegal, en otros se tolera y en algunos países se castiga con la muerte. A principios del año pasado, el Parlamento Europeo pidió a los Estados miembros adoptar el llamado modelo nórdico, sistema que deroga las leyes represivas contra las personas en la prostitución y castiga a las personas que compran servicios sexuales con cualquier persona menor de 21 años.

Sin embargo, las cifras muestran que ninguno de los dos modelos ha dado los resultados esperados. Los informes publicados por los gobiernos de los Países Bajos y Alemania reconocen que las condiciones de las trabajadoras sexuales no han mejorado significativamente, mientras que un estudio de la Universidad de Marburg, Alemania, llegó a la conclusión de que la trata de personas es mayor en los países donde la prostitución es legal.

Mientras tanto, la Rose Alliance, un grupo de defensa sueca dirigida por y para los trabajadores sexuales actuales y anteriores, e incluso el gobierno de ese país reconocen que el estigma contra las trabajadoras sexuales ha crecido en esa nación desde que se aplica el llamado modelo nórdico. Especialistas coinciden en que la mejor manera de apoyar y proteger a las prostitutas es despenalizar la profesión, para que tengan la oportunidad de reportar abuso y buscar la protección de la policía.

La primera vez fui a la policía, pero se burlaron de mí por mi vestimenta y amenazaron con arrestarme por prostitución. La segunda vez no fue violenta, pero fui amenazada con arresto potencial si me defendía. Yo no fui a la policía. Había alrededor de una brecha de quince años en mi hoja de vida y no tomaría mucho tiempo googlear o preguntar por ahí para que los empleadores potenciales averiguaran que había sido una trabajadora sexual.

No fue muy difícil, pero tomó mucho tiempo. El trabajo sexual ha existido durante mucho tiempo a pesar de las políticas abolicionistas actuales, que parecen ineficaces para producir objetivos previstos. Sólo en España se contabilizan unas De acuerdo a los datos proporcionados por ese informe sobre las mujeres extranjeras identificadas en clubes de alterne, en el eran 3.

En el se identificaron 5. Parece que las mujeres adultas no preocupan tanto a los gobiernos que sí legislan en lo referente a la prostitución de menores y combaten la trata, pero de momento se han implantado muy pocas iniciativas gubernamentales tendentes a concienciar a la población sobre esta terrible tragedia. El resto lo representan las que al menos entraron a la educación superior. Esto quiere decir que cada día un promedio de 10 menores de edad sufrieron violaciones, acoso, explotación sexual o fueron exhibidos para prostitución y grabados en videos mientras eran vejados.

Pamela, de 3 años, y Dilady, de 7, fueron atacadas sexualmente y asesinadas. El padrastro, la madre, un hermano de 18 años y la abuela de Dilady fueron acusados por la Fiscalía del Guayas como presuntos responsables de su muerte.

Los rastros de sangre que se hallaron en el interior de la vivienda, luego de la prueba de luminol, fueron evidencias en su contra.

La muestra se presentó en la audiencia de flagrancia, en la Unidad de Vigilancia Comunitaria de la avenida De las Américas, en Guayaquil.

Allí se ordenó la prisión preventiva para los cuatro, mientras dure la instrucción fiscal. Así asegura Ivonne Daza, directora Nacional de la Dinapen. Caminaba hacia su casa luego de hacer compras en la tienda ubicada a nueve casas de la suya.

En la mañana siguiente, un vecino encontró un saco de yute y adentro estaba el pequeño cuerpo. La versión de la familia alega que la niña no regresó de la tienda y que esa misma noche empezaron a buscarla. Pero los agentes investigadores también hallaron una funda con productos, que presumiblemente serían los que adquirió la pequeña. La autopsia reveló que Dilady fue víctima de abuso sexual y luego de estrangulamiento.

En el caso deQuito, elestudio médico legal reveló que Pamela, la pequeña de 3 años, murió por una hemorragia a causa de abuso sexual. El principal sospechoso del crimen es un vecino, Henry O. Él conocía a la niña hace siete meses, cuando vivió una temporada en la misma vecindad. El padre de la pequeña contó a este Diario que el lunes 28 de septiembre, a las El hombre le había ordenado al pequeño que se fuera a jugar con los amigos, mientras que él se quedaría viendo películas con Pamela.

Por la noche todo el vecindario sabía del crimen. Tras el impacto social de los dos casos, también se conocieron datos de la Fiscalía General: Bush en el año , Hughes y otras abolicionistas conformaron una coalición con grupos religiosos, incluyendo a republicanos evangélicos, para que hicieran presión política ante el nuevo presidente.

IJM recibía cientos de donaciones provenientes de los Estados Unidos. Después de algunas redadas llevadas a cabo por fuerzas policiales en India e Indonesia, se deportó a niñas y mujeres que quedaron detenidas en instituciones donde sufrieron abusos y se les obligó a tener sexo con la policía, de acuerdo con un boletín de de la Organización Mundial de la Salud y la Coalición Mundial para las Mujeres y el SIDA.

Dos años antes, cuando el IJM informó que había menores en un burdel de Tailandia, la policía hizo una redada y encerró a las mujeres que trabajaban ahí en un orfanato.

Burkhalter dice que no recuerda la pregunta de Girard, pero la policía no permitió que IJM participara en la redada en Tailandia. Melissa Farley, una psicóloga que recibió fondos del gobierno de Bush, escribió en en la revista Women and Criminal Justice que cualquier mujer que afirmara haber escogido la prostitución estaba actuando de manera patológica: Los investigadores no abolicionistas la criticaron por presentar el daño brutal de algunas experiencias de prostitución como una realidad casi universal sin evidencias sólidas.

En , la Corte Suprema derogó la necesidad de la garantía antiprostitución para los grupos en Estados Unidos, pues consideró que violaba sus derechos de libre expresión. Sin embargo, la decisión no se aplica a grupos extranjeros, que siguen sin poder recibir financiación federal para la lucha contra el Sida si apoyan el movimiento por los derechos de las trabajadoras sexuales. El debate actual sobre el trabajo sexual en Estados Unidos a menudo se enmarca en la elección de distintos sistemas legales internacionales.

Los abolicionistas se apegan a lo que llaman el modelo sueco o nórdico. En , a instancias de las feministas, el parlamento sueco aprobó la Ley de Adquisición Sexual, que establecía la compra de sexo como delito.

Una década después, Suecia anunció una reducción de hasta el 50 por ciento de la prostitución en las calles y proclamó que la ley había sido un éxito.

Aunque nadie había registrado datos sobre la prostitución en las calles antes de que se aprobara la ley, la disminución de la que se hablaba se convirtió en el mayor atractivo en un sistema que castigaba a los hombres. Los activistas del trabajo sexual rechazan este modelo. Sus amigas, también inmigrantes, al igual que muchas mujeres que venden sexo en Suecia y Noruega, la buscaron cuando no apareció. En las redes sociales, las trabajadoras sexuales estadounidenses mostraron su empatía con sus hermanas francesas, que hicieron una marcha de protesta.

Australia ha adoptado un modelo legal muy diferente del sueco. En , un estado australiano, Nueva Gales del Sur, derogó sus leyes penales contra la prostitución, con lo cual dieron libertad a los adultos que estén de acuerdo con vender y comprar sexo; también permitieron que los burdeles operaran como muchos otros negocios en otros estados australianos hay otras leyes. Cuatro años después, Nueva Zelanda implementó la despenalización total.

Los abolicionistas predijeron que habría un aumento explosivo de prostitución. Hace unos cuantos años, una dominatriz y activista de Seattle que se hace llamar Señora Matisse viajó a Australia durante tres semanas y pasó una de ellas trabajando.

Atendía a tres o cuatro clientes cada noche y luego iba a la playa. Matisse comparó el trabajo en Australia con su trabajo en un burdel de Nevada hace varios años.

Prefiere Australia por mucho. En Alemania hay un comercio que también se clasifica en dos modalidades. El país se convirtió en un destino creciente para el turismo sexual después de que en se introdujeran nuevas reglas para el comercio sexual legal, con un estimado de Las inmigrantes que trabajan fuera de la ley, a algunas de las cuales engañan para que crucen la frontera, enfrentan la misma amenaza de deportación que en Suecia.

Mientras tanto, los requisitos para la licencia subieron el coste de establecimiento de burdeles, con lo que se favoreció a las cadenas y empresas grandes, incluyendo un burdel de 12 pisos y luces de neón en Colonia. Ese no es el modelo por el que luchan las trabajadoras sexuales, pues les quita autonomía. Melissa Farley, la psicóloga e investigadora abolicionista, rechaza todos estos modelos. Para Amnistía, la lección es que la despenalización no es como oprimir un botón: Hay señales de que esto ya ha comenzado: Hace sesenta años, después de que Gloria Steinem se graduara del Smith College, pasó dos años en India becada para observar la reforma agraria basada en aldeas.

Hasta hace poco, las feministas de la India compartían la opinión de Steinem sobre la prostitución, pero muchas han ido cambiando poco a poco su manera de pensar. En , Lalitha Kumaramangalam, presidenta de la Comisión Nacional de India para la Mujer, se pronunció a favor de la despenalización; argumentó que ayudaría proteger a las trabajadoras sexuales de la violencia y a mejorar su atención médica.

Las reacciones en la India fueron encontradas. Fundados a principios de los noventa, los colectivos mostraron primero su aptitud para ayudar a reducir el contagio de VIH. Gates terminó por anunciar que la fundación que creó junto con su esposo, Bill Gates, gastaría millones de dólares para combatir el VIH en India, cantidad que luego aumentó a millones.

Aunque en la India es ilegal ser dueño de un burdel o vender sexo en la calle, la prostitución a puerta cerrada no va contra la ley.

Hacer cumplir la ley no es algo que suceda de manera uniforme, y a veces la policía exige sexo o sobornos. No obstante, la relación entre la policía y las trabajadoras sexuales puede llegar a una ligera tregua que permita a los colectivos autoafirmarse.

Un proyecto de la Gates Foundation, de a , utilizó el modelo de los colectivos para organizar a Llevaron educadoras para que hablaran con la policía y a abogados para que enseñaran a las trabajadoras sexuales sus derechos a no ser acosadas y, a menudo, a no ser arrestadas.

Los defensores de los derechos humanos, incluyendo a Amnistía, consideran que los colectivos de trabajadoras sexuales son un mucho mejor medio para prevenir la trata y la prostitución de menores que las redadas en burdeles. Las feministas de la India quieren que las mujeres pobres tengan alternativas decentes para ganarse la vida, pero es difícil encontrarlas.

El resto cayó en la zona gris de en medio, y mencionaron razones relacionadas con la pobreza o asuntos como violencia doméstica o deserción escolar. Sin embargo, Steinem expresa profundas sospechas respecto de los colectivos de trabajadoras sexuales en la India. No obstante, los estudios han mostrado grandes avances en el uso del condón cuando las organizaciones de trabajadoras sexuales se coordinan y la tasa anual de nuevas infecciones por VIH en India se ha reducido a la mitad.

Amnistía rechaza categóricamente estas acusaciones, y explica que consultó a trabajadoras sexuales a la par de realizar investigaciones exhaustivas. Es difícil aplicar las lecciones aprendidas en otros países. Algunas activistas piensan que la mejor manera de saberlo es comenzar con un experimento local. La trata de personas y la promoción de la prostitución de menores seguirían siendo delito. Las personas podrían trabajar de manera discreta en sus propias casas o en hoteles sin miedo a represalias.

Hasta ahora, las ideas de las abolicionistas sobre castigar a los hombres y tratar a las mujeres como víctimas han dominado la reforma legal en los Estados Unidos.

Seattle, por ejemplo, anunció un cambio hacia arrestar a los clientes varones y vincular a las trabajadoras sexuales con servicios. Sin embargo, las trabajadoras sexuales con quienes hablé a lo largo del país y que se encuentran en diversas situaciones de vida, plantearon cuestiones como la manera en que castigar a los compradores haría mejor la vida de ellas; ellas seguirían siendo parte de transacciones ilegales y tendrían algo qué ocultar.

Una acompañante ya mayor me dijo que si ella no temiera ser expuesta y perder su negocio, informaría sobre prostitución y trata de menores a la policía cuando fuera testigo de ellas.

: Legalizacion prostitución prostitutas calle xxx

SERIE PROSTITUTAS DE LUJO PROSTITUTAS MONTCADA I REIXAC 134
Mujeres protituta prostitutas hentai 78
Legalizacion prostitución prostitutas calle xxx 448
Organizacion prostitutas barcelona xhamster prostitutas 453
PROSTITUTAS EN VIGO PROSTITUTAS EN ISLANDIA Putas milanuncios prostitutas de marruecos
Desde esta perspectiva, el estigma de puta es una construcción social que obedece a procesos de racionalización de la dominación que ejercen determinados sistemas sociales sobre otros en este caso, las representaciones sociales putas en cuba como contratar una prosti sobre las femeninasde manera que "las actividades asignadas a la mujer resultan perfectamente compatibles con las estructuras comunes de dominación masculina" [Petherson, Desde esta óptica el modelo de reglamentación opuesto al abolicionista supone organizar "la venta del cuerpo de las mujeres", legitimar el "mercado de cuerpos legalizacion prostitución prostitutas calle xxx destinados a la población masculina para su consumo individual con fines sexuales" [Carralero, Por favor, comprueba que no eres un robot al dar clic en la casilla. Dichas reformas legales son descritas por algunas juristas como medidas con una fuerte carga moral de índole religioso: Estaban obligadas a vestirse con ropas distintivas y pagar impuestos. Por lo tanto, la Ley sirve para disuadir a los traficantes. En Holanda, la legalización supone la autorización de todos los aspectos de la industria del sexo:

Fueron las primeras abolicionistas: Se relegó a las sexo positivas a la periferia. Las abolicionistas querían borrar la tradicional distinción legal entre prostitución forzada y prostitución consensuada para que siempre se considerara trata de personas. En trataron de convencer al Presidente Bill Clinton y también a Hillary Clinton, que era presidenta honoraria del Consejo para la Mujer del gobierno de Clinton de que adoptara esta amplia definición en un tratado penal internacional y una ley federal sobre la trata de personas.

Perdieron la batalla para definir todas las formas de prostitución como trata de personas durante el gobierno de Clinton. Cuando se eligió a George W. Bush en el año , Hughes y otras abolicionistas conformaron una coalición con grupos religiosos, incluyendo a republicanos evangélicos, para que hicieran presión política ante el nuevo presidente.

IJM recibía cientos de donaciones provenientes de los Estados Unidos. Después de algunas redadas llevadas a cabo por fuerzas policiales en India e Indonesia, se deportó a niñas y mujeres que quedaron detenidas en instituciones donde sufrieron abusos y se les obligó a tener sexo con la policía, de acuerdo con un boletín de de la Organización Mundial de la Salud y la Coalición Mundial para las Mujeres y el SIDA. Dos años antes, cuando el IJM informó que había menores en un burdel de Tailandia, la policía hizo una redada y encerró a las mujeres que trabajaban ahí en un orfanato.

Burkhalter dice que no recuerda la pregunta de Girard, pero la policía no permitió que IJM participara en la redada en Tailandia. Melissa Farley, una psicóloga que recibió fondos del gobierno de Bush, escribió en en la revista Women and Criminal Justice que cualquier mujer que afirmara haber escogido la prostitución estaba actuando de manera patológica: Los investigadores no abolicionistas la criticaron por presentar el daño brutal de algunas experiencias de prostitución como una realidad casi universal sin evidencias sólidas.

En , la Corte Suprema derogó la necesidad de la garantía antiprostitución para los grupos en Estados Unidos, pues consideró que violaba sus derechos de libre expresión.

Sin embargo, la decisión no se aplica a grupos extranjeros, que siguen sin poder recibir financiación federal para la lucha contra el Sida si apoyan el movimiento por los derechos de las trabajadoras sexuales.

El debate actual sobre el trabajo sexual en Estados Unidos a menudo se enmarca en la elección de distintos sistemas legales internacionales. Los abolicionistas se apegan a lo que llaman el modelo sueco o nórdico. En , a instancias de las feministas, el parlamento sueco aprobó la Ley de Adquisición Sexual, que establecía la compra de sexo como delito. Una década después, Suecia anunció una reducción de hasta el 50 por ciento de la prostitución en las calles y proclamó que la ley había sido un éxito.

Aunque nadie había registrado datos sobre la prostitución en las calles antes de que se aprobara la ley, la disminución de la que se hablaba se convirtió en el mayor atractivo en un sistema que castigaba a los hombres. Los activistas del trabajo sexual rechazan este modelo. Sus amigas, también inmigrantes, al igual que muchas mujeres que venden sexo en Suecia y Noruega, la buscaron cuando no apareció. En las redes sociales, las trabajadoras sexuales estadounidenses mostraron su empatía con sus hermanas francesas, que hicieron una marcha de protesta.

Australia ha adoptado un modelo legal muy diferente del sueco. En , un estado australiano, Nueva Gales del Sur, derogó sus leyes penales contra la prostitución, con lo cual dieron libertad a los adultos que estén de acuerdo con vender y comprar sexo; también permitieron que los burdeles operaran como muchos otros negocios en otros estados australianos hay otras leyes.

Cuatro años después, Nueva Zelanda implementó la despenalización total. Los abolicionistas predijeron que habría un aumento explosivo de prostitución. Hace unos cuantos años, una dominatriz y activista de Seattle que se hace llamar Señora Matisse viajó a Australia durante tres semanas y pasó una de ellas trabajando. Atendía a tres o cuatro clientes cada noche y luego iba a la playa. Matisse comparó el trabajo en Australia con su trabajo en un burdel de Nevada hace varios años. Prefiere Australia por mucho.

En Alemania hay un comercio que también se clasifica en dos modalidades. El país se convirtió en un destino creciente para el turismo sexual después de que en se introdujeran nuevas reglas para el comercio sexual legal, con un estimado de Las inmigrantes que trabajan fuera de la ley, a algunas de las cuales engañan para que crucen la frontera, enfrentan la misma amenaza de deportación que en Suecia.

Mientras tanto, los requisitos para la licencia subieron el coste de establecimiento de burdeles, con lo que se favoreció a las cadenas y empresas grandes, incluyendo un burdel de 12 pisos y luces de neón en Colonia. Ese no es el modelo por el que luchan las trabajadoras sexuales, pues les quita autonomía. Melissa Farley, la psicóloga e investigadora abolicionista, rechaza todos estos modelos. Para Amnistía, la lección es que la despenalización no es como oprimir un botón: Hay señales de que esto ya ha comenzado: Hace sesenta años, después de que Gloria Steinem se graduara del Smith College, pasó dos años en India becada para observar la reforma agraria basada en aldeas.

Hasta hace poco, las feministas de la India compartían la opinión de Steinem sobre la prostitución, pero muchas han ido cambiando poco a poco su manera de pensar. En , Lalitha Kumaramangalam, presidenta de la Comisión Nacional de India para la Mujer, se pronunció a favor de la despenalización; argumentó que ayudaría proteger a las trabajadoras sexuales de la violencia y a mejorar su atención médica.

Las reacciones en la India fueron encontradas. Fundados a principios de los noventa, los colectivos mostraron primero su aptitud para ayudar a reducir el contagio de VIH. Gates terminó por anunciar que la fundación que creó junto con su esposo, Bill Gates, gastaría millones de dólares para combatir el VIH en India, cantidad que luego aumentó a millones. Aunque en la India es ilegal ser dueño de un burdel o vender sexo en la calle, la prostitución a puerta cerrada no va contra la ley.

Hacer cumplir la ley no es algo que suceda de manera uniforme, y a veces la policía exige sexo o sobornos. No obstante, la relación entre la policía y las trabajadoras sexuales puede llegar a una ligera tregua que permita a los colectivos autoafirmarse.

Un proyecto de la Gates Foundation, de a , utilizó el modelo de los colectivos para organizar a Llevaron educadoras para que hablaran con la policía y a abogados para que enseñaran a las trabajadoras sexuales sus derechos a no ser acosadas y, a menudo, a no ser arrestadas.

Los defensores de los derechos humanos, incluyendo a Amnistía, consideran que los colectivos de trabajadoras sexuales son un mucho mejor medio para prevenir la trata y la prostitución de menores que las redadas en burdeles.

Las feministas de la India quieren que las mujeres pobres tengan alternativas decentes para ganarse la vida, pero es difícil encontrarlas. El resto cayó en la zona gris de en medio, y mencionaron razones relacionadas con la pobreza o asuntos como violencia doméstica o deserción escolar.

Sin embargo, Steinem expresa profundas sospechas respecto de los colectivos de trabajadoras sexuales en la India. No obstante, los estudios han mostrado grandes avances en el uso del condón cuando las organizaciones de trabajadoras sexuales se coordinan y la tasa anual de nuevas infecciones por VIH en India se ha reducido a la mitad. Amnistía rechaza categóricamente estas acusaciones, y explica que consultó a trabajadoras sexuales a la par de realizar investigaciones exhaustivas.

Es difícil aplicar las lecciones aprendidas en otros países. Algunas activistas piensan que la mejor manera de saberlo es comenzar con un experimento local. Ninguna mujer debería de ser penalizada por su propia explotación. Pero los estados nunca deberían despenalizar a los proxenetas, a los clientes, a los prostíbulos u otros establecimientos sexuales.

Uno de los argumentos para la legalización de la prostitución en Holanda era que la legalización iba a ayudar a terminar con la explotación de las desesperadas mujeres inmigrantes que eran traficadas para entrar en la prostitución. También en el año el gobierno Holandés solicitó y obtuvo una sentencia de la Corte Europea en la que se reconocía que la prostitución era una actividad económica.

Ahora en Alemania es legal la promoción de la prostitución, el proxenetismo y los prostíbulos. Después de la caída del Muro de Berlín, los dueños de los prostíbulos informaron que 9 de cada 10 mujeres que estaban dentro de la industria del sexo en Alemania procedían de los países del Este de Europa y de otros países que pertenecieron a la antigua Unión Soviética.

Al igual que en Holanda, las ONGs alemanas señalan que la mayoría de las mujeres extranjeras han sido traficadas. A cualquier hora del día, mujeres de todas las edades y razas son expuestas - y puestas en venta para el consumo masculino - en los conocidos escaparates de los prostíbulos y clubes de Holanda. La mayoría de las mujeres provienen de otros países Daley, Actualmente existen en Holanda asociaciones, oficialmente reconocidas, de empresarios del sexo y de clientes de la prostitución que son consultadas por, y colaboran con, el gobierno con el fin de fomentar sus intereses y promover la prostitución.

La legalización de la prostitución en el estado de Victoria, Australia, ha supuesto una expansión de la industria del sexo. En había 40 prostíbulos legales en Victoria, y en la cifra se había elevado a 94, junto con 84 que ofrecían servicio de acompañante.

La prostitución se ha convertido en un suplemento legítimo del turismo y del auge de los casinos en Victoria. Actualmente, se pueden utilizar las fichas y los bonos de la ruleta de la fortuna de los casinos patrocinados por el gobierno en los prostíbulos Sullivan and Jeffreys: Los prostíbulos en Suiza se han duplicado después de la legalización parcial de la prostitución.

La legalización supuestamente iba a sacar a las mujeres prostituídas de la calle. Muchas mujeres no quieren registrarse ni someterse a revisiones médicas, tal y como lo requiere la ley en ciertos países en los que se ha legalizado la prostitución.

Por lo tanto, la legalización a menudo las conduce a la prostitución de la calle. Los argumentos que defendían que la legalización iba a terminar con los elementos criminales de la industria del sexo han fracasado. El aumento de la prostitución en Australia desde la legalización se ha dado en el sector ilegal. Desde la llegada de la legalización en Victoria los prostíbulos se han triplicado y se han expandido, y la mayoría de ellos no tiene licencia aunque se anuncien y operen con total impunidad Sullivan and Jeffreys: La mayoría no tiene licencia.

Para terminar con la endémica corrupción policial, el control de la prostitución ilegal pasó de estar en manos de los policías a estar en manos de los ayuntamientos locales. Pero los ayuntamientos no tiene ni el dinero ni el personal para poner investigadores en los prostíbulos y acabar con y procesar a los empresarios ilegales. Otro de los argumentos que defendía la legalización de la prostitución en Holanda era que iba a ayudar a acabar con la prostitución infantil.

En este estudio, las mujeres que estaban en la prostitución indicaban que tanto si se encontraban en establecimientos de prostitución legales o ilegales, éstos hacían muy poco para protegerles a ellas. La violencia que sufrían las mujeres era una parte intrínseca de la prostitución y de la explotación sexual. Los proxenetas utilizaban la violencia por diferentes motivos y con diferentes propósitos. La violencia era utilizada para iniciar a algunas mujeres en la prostitución y para derrumbarlas y vencerlas con el objetivo de que realizaran los actos sexuales.

Una mujer que estaba en la prostitución que funciona a través de llamadas telefónicas declaró que: Se supone que tienes que llamarle una vez entras para confirmar que todo va bien.

La protección de las mujeres de los abusos era secundaria o no importaba. Con la llegada de la legalización en los países que han despenalizado la industria del sexo, muchos hombres que no se hubieran arriesgado a comprar una mujer para tener sexo, ahora ven la prostitución como algo aceptable.

Cuando las barreras legales desaparecen, también desaparecen las sociales y éticas respecto al hecho de tratar a las mujeres como productos. La legalización de la prostitución supone enviar el mensaje a las nuevas generaciones de hombres de que las mujeres son productos sexuales, y de que la prostitución es una forma de diversión sin riesgo.

Por ejemplo, las capacidades reproductivas de las mujeres se convierten en productos actos para la venta. Todo un grupo nuevo de clientes encuentra excitante el embarazo y demanda leche de pecho en sus encuentros sexuales con mujeres embarazadas. Se anima a los hombres de negocios a que tengan sus reuniones de empresa en los clubes donde hay mujeres que sirven las mesas desnudas durante la hora de comer y del té o café. Es un enfoque innovador que se centra en la demanda de la prostitución.

Un sistema basado en la legalización de la prostitución en el que se obligue a las mujeres, y no a los clientes, a chequeos y certificados de salud es descaradamente discriminatorio para las mujeres.

Algunas mujeres dijeron que ciertos establecimientos puede que tengan normas que establezcan que los hombres tienen que usar condón, pero que en la realidad, los hombres siguen intentando tener sexo sin condón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *