prostitutas atocha prostitutas de la montera

Calladas, asustadizas, viven bajo el yugo de las mafias que las han traído. Son unas cincuenta, casi todas ilegales. Pasean por la cancha de tenis y cerca del metro. La zona tradicional; incluye Atocha y los aledaños del centro. Unas prostitutas en los días de apogeo. En su mayoría españolas y algunas magrebíes -llamadas marroquinas por sus compañeras-.

Las mujeres se muestran por estas caIles desdentadas y, una vez captado el cliente, se van a una pensión, lo que reduce el peligro. Cerca de cien mujeres entre españolas, africanas y suramericanas.

Los proxenetas, en coche, las vigilan de cerca. También se percibe, en opinión de las prostitutas, la presencia de mafias. El servicio se suele prestar en el coche. Y mientras lo cuenta, se apea de un vehículo una jovencísima y bella mujer rubia de ojos azules. Prefiere no pronunciar una palabra.

La Policía Nacional de Villaverde confirma que la zona es peligrosa para estas chicas, mayoritariamente del Este de Europa. La actividad es continua durante las 24 horas. En Montera y en la zona de Triball barrio de Malasaña , la cuota no es muy superior. Como mucho se pagan 25 euros por una sesión de sexo. Pero aquí, a diferencia de las profesionales de Marconi, éstas tienen agua. Tener un encuentro con una de sus chicas cuesta euros la hora. Otro con este tipo de tarifa es uno que se ubica cerca del estadio Santiago Bernabéu.

Cuesta euros la hora.

prostitutas atocha prostitutas de la montera

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *